• #AcuerdosHumanitariosEsPaz

  • #AcuerdosHumanitariosEsPaz

  • #AcuerdosHumanitariosEsPaz

  • #AcuerdosHumanitariosEsPaz

Copyright 2018 - Custom text here

 

 

  • El cese será vigente entre las cero horas del viernes 25 de mayo y las veinticuatro horas del martes 29.
  • El ELN cuestiona a los candidatos de la derecha, a EEUU y a los enemigos de la paz que atentan contra “el más grande esfuerzo para concretar una solución política del conflicto”.

 

 

El Comando Central (COCE) del Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha anunciado esta madrugada, a través del editorial semanal en su revista Insurrección, un cese de actividades militares que facilite la participación de la población en las próximas elecciones presidenciales del 27 de mayo.

 

En el texto publicado hoy, el ELN apunta que “para aportar a unas condiciones favorables que le permitan a la sociedad colombiana expresarse en las elecciones presidenciales próximas, en todas las estructuras del ELN haremos un cese de actividades militares, entre las cero horas del viernes 25 de mayo y las veinticuatro horas del martes 29 de mayo”. En su editorial, titulado “Unos Cesan el fuego y otros no”, el COCE dice esperar que “este espíritu de conciliación del ELN, sea respondido con una conducta similar por parte las distintas fuerzas político-militares del régimen. Las clases dominantes y los gobernantes de los EEUU tienen la palabra”.

 

Unas clases dominantes y unas autoridades estadounidenses que aparecen en este editorial como las mayores adversarias “del más grande esfuerzo para concretar una solución política del conflicto” que ha vivido Colombia. El texto del ELN señala la crisis humanitaria y ambiental que se vive en el Cañón del Río Cauca por culpa del proyecto Hidroituango, de Empresas Públicas de Medellín, como un ejemplo de cómo “los intereses de las grandes corporaciones del sector energético y minero chocan día a día con las comunidades”. En el editorial también señalan a los “candidatos presidenciales de la derecha” que “hacen gala de un discurso de odio para perpetuar el ejercicio de la violencia como mecanismo de lucha política, expresiones del estado de embriaguez que tienen, basado en lo que llaman los éxitos militares del régimen. De allí les nace su propósito de no dar continuidad a los esfuerzos de paz y su postura de no cumplir la palabra empeñada en los acuerdos firmados. Ojalá más temprano que tarde, hagan un cese de estos fuegos”.

 

El ELN, en su análisis oficial, cree que para que la Mesa de Diálogos con el Gobierno que ahora sesiona en La Habana avance en los dos temas claves del Quinto Ciclo (nuevo cese al fuego bilateral, temporal y nacional, y marco para el Diálogo Nacional) deben cambiar algunas actitudes y, aunque renueva su compromiso con los diálogos, invita al Estado y al establecimiento a hacer lo propio: “Los dos grandes propósitos del proceso de solución política con el ELN, se podrán alcanzar si y sólo si ambas partes, la insurgencia y el régimen estamos dispuestos a cambiar”.