@ELN_Paz

E-mail

Soporte

Delegad@s

Escrito por Delegación de Diálogo

 

 

Nací en San Gil en 1953, mi origen es netamente popular. Mi papá era maestro de obra y mi mamá era modista. Pero, en aquel entonces, un joven como yo, de esa extracción, podía ir a la universidad y llegué a la UIS, en Bucaramanga. En esa universidad, donde estaban todas las organizaciones políticas de la izquierda, el ELN tenía mucho prestigio. Así que… fui a la universidad a estudiar ingeniería y me encontré con la guerrilla urbana y a mediados de los años setenta entré a la insurgencia convencido, como decía Camilo, que las vías pacíficas estaban cerradas en el país.

 

Son más de cuarenta años de convicciones y de un camino personal que ha corrido en paralelo al de la guerrilla. A finales de los años ochenta, el ELN decide que hay que trabajar por las soluciones políticas al conflicto armado y llevamos casi tres décadas en eso. A mi me ha tocado una parte de esa búsqueda y de ese aprendizaje y podría decir que lo que alguna vez fueron temores hoy es una certeza sin fisuras de que el camino de la paz y de la solución política al conflicto es lo que hace viable a Colombia como sociedad.

 

Ahora, como miembro del Comando Central (COCE) y jefe de la Delegación de Diálogos, sigo trabajando con la claridad de que lo que hace el ELN es un aporte más a unos caminos que deben ser decididos por las mayorías y que, si entre todas y todos, logramos que haya avances pacíficos en las transformaciones que requiere el país se le quitará la base a la resistencia armada. En últimas, es el pensamiento de Camilo, que está más vigente que nunca.

Categoría: