• @ELN_Paz

  • @ELN_Paz

  • @ELN_Paz

  • @ELN_Paz

Copyright 2017 - Custom text here

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

El verlos acá nos conmociona porque es ver una parte de Colombia, una parte de la patria, nosotros no estamos acostumbrados a este tipo de eventos, entonces entenderán la emoción que nos embarga, no queremos fatigarlos con disertaciones grandes, pero si queremos valorar el esfuerzo de ustedes por acompañar esta instalación, agradecemos también la presencia de los distintos representantes de los países que han estado al lado de esta mesa , del sistema de Naciones Unidas que comienza a estar.

Agradecemos infinitamente la hospitalidad de este bello edificio, que el director nos contaba cuando llegamos, que esta obra es fruto de  una revolución y para que no se les olvide, esa revolución se llama aquí en Ecuador “la gloriosa”, fue en el año 1944, una insurrección popular, una de cuyas obras fue construir esta casa de la cultura,  estamos disfrutando los logros de una revolución y eso nos conmociona, nos enseña y, agradecemos la hospitalidad, porque entendemos que es el esfuerzo  no solo de la revolución del 44, sino todo lo que ha hecho el pueblo ecuatoriano por ser pueblo, por ser sociedad y por sacar adelante el Buen Vivir.

Han nombrado esta casa “territorio de paz de América Latina”, eso tiene una doble significación muy grande. Primero que la paz de Colombia supera esas fronteras, así como los problemas que causamos con la guerra superan las fronteras, estamos en deuda para que este esfuerzo de paz también supere las fronteras, entonces bienvenida esa iniciativa histórica, este acto, porque para nosotros la intención de extender esto a América Latina, es lo mejor que podemos hacer, y es construcción de patria grande; y en segunda instancia de igual importancia, aquí se está dando un mensaje, la paz no es un asunto de los Estados, la paz es un asunto de las sociedades, de los pueblos.

Desgraciadamente, ahora decía el compañero Camilo, estos elementos, o estos ejercicios de paz a veces se quedan en una mesa entre dos partes, eso no puede ser así, eso es elitista, pero además eso es estéril. Ustedes qué creen, ¿a dónde va a llegar esta mesa?, yo decía en el discurso de esta tarde, en la casa de los jesuitas, que nosotros creemos que lo inmediato que puede aportar esta mesa es unos cambios básicos urgentes, no es el socialismo, no es poner a Colombia patas arribas, No. Son cambios básicos urgentes , pero así sean mínimos, hay que pelearlos.

Este gobierno se va, el de Santos, cuál va a quedar, es muy posible que quede un sector más de derecha, totalmente adverso y contrario a un camino de paz, entonces en manos de quién van a quedar ese proceso de cambios básicos urgentes, que va a salir de la participación de la sociedad, no es de  la cabeza del ELN o del gobierno, no. Es  de las necesidades de la gente. Entonces, esos cambios básicos urgentes van a quedar es en manos de esas mayorías nacionales que quieren la paz. Ese es, la suerte de esta mesa está es en manos de la gente, sino la toma, se va Santos, se acaba ese papelito que se  llama cambios básicos urgentes y se acaba la película.

Entonces esa es nuestra expectativa, esto sin gente, sin participación. Vea lo que dijo el Papa, los sin voz, son los que tienen que decidir en las sociedades,  porque nunca la han tenido, otros gobiernan y usufructúan los bienes nacionales a nombre de ellos, entonces en ese sentido, lo que aquí se está haciendo que es meterle sociedad al proceso de paz, es estratégico y es histórico, y es la única vía para que la paz llegue a Colombia. El resto son ejercicios de elite.

En cuanto a los 125 puntos donde aportaron diseños para esta mesa, bienvenidos, nosotros estuvimos haciendo el seguimiento de las diversas partes y claro ese es el problema que tenemos, para nosotros todo eso si es vinculante, por eso estamos en guerra, porque ellos piensan una cosa y nosotros pensamos lo contrario;  vamos a ver si encontramos puntos medios, y para eso es la mesa, para encontrar puntos medios. Ahora nosotros no solamente tenemos la esperanza, sino la confianza que lo vamos a encontrar y termino diciendo algo frente a lo vinculante, esta tarde también decía históricamente lo que ha logrado el pueblo de Colombia, lo que logren los pueblos, es con presión, es con lucha.

Vean lo sintomático de este momento para el mundo, hay un presidente en EEUU, que en muchas partes consideramos que es un peligro para la humanidad y lo que está desatando es una gran movilización mundial, vean la marcha de las mujeres, no solo fue en los Estados Unidos, fue en todo el mundo. Entonces “a grandes males, grandes remedios”, decimos en Colombia, pueden estar los problemas más grandes, pero si la sociedad se moviliza, si los sin voz hablan, si la participación de verdad es el corazón de esta mesa, nosotros tenemos la confianza de que saldremos adelante.

Al escuchar a Camilo de la Asociación de migrantes acá en Ecuador, queda uno comprometido de que este proceso de paz salga adelante, porque si hay alguien que lo necesita son los que han tenido que salir de Colombia; las cifras más modestas dicen que hay 8 millones de colombianos viviendo por fuera de Colombia, es lo que tiene de población Bogotá, es la población de Bogotá viviendo por fuera de Colombia. Camilo es uno de los que ha tenido salir, entonces que mejor logro para un proceso de estos, que los colombianos regresen a Colombia. Y que también el canciller Long decía esta tarde, que Ecuador ha hecho grandes esfuerzos para tratar con igualdad y con humanidad a todos los migrantes que llegan acá, es un ejemplo mundial, claro eso no pasa en todas partes, más bien en la mayoría de las partes ocurre lo contrario,  entonces al regresar los migrantes a Colombia también dejamos de llevar esfuerzos o  llevar cargas adicionales a los países vecinos, a los pueblos  hermanos.

Todos ganamos con la paz, no quiero pasar aquí de iluso o de idealista, pero si quiero decirles una cosa, en el Ejército de Liberación Nacional queremos que la paz llegue, nos la vamos a jugar para que la paz llegue. Pero eso no va a ser solamente un esfuerzo de dos o tres elenos, eso es un esfuerzo de toda la sociedad, avanzamos más si somos más, es la presión social la que vuelve vinculante todo lo que trabajamos, no es otra cosa, muchas gracias.